Las confesiones de un líder juvenil

 (léelo completo para que puedas sacar tus propias concluciones, reflexiona riendo jajaja )

Mi propósito reconocer la gran tarea de los miles de líderes juveniles que sudan la gota gorda por sus ovejas y espero no incomodar u ofender.

Como me decía un gran amigo que conocí años atrás Ay, que duro es ser líder juvenil, que duro es ser pastor de jóvenes.   Pues trabajar con jóvenes no es lo mismo que trabajar con niños, los niños cuando son pequeños, son tan tiernos que dan ganas de comértelos, pero cuando llegan a ser adolescentes uno se pregunta ¿Por qué no se los comió?

Cuantos de ustedes no les gustaría contar en sus iglesias con jóvenes leales, como lo son Sam a Frodo, Robin a Batman, el Chompitas al Botija, El Gordo Y El Flaco pero te encuentras con jóvenes que tiene complejo de foto, pues primero son NEGATIVOS y después se REVELAN los desgraciados. 

Cuantos de ustedes no les gustaría tener jóvenes espirituales, pero tienes a estos otros que son como una “pechuga de pollo”. Pura carne.

Cuantos de ustedes no les gustaría tener jóvenes amantes de la luz… pero tienes a otros que son amantes de la luz, de la juanita, de la rosita, etc.

Jóvenes entregados al Señor, pero a veces tienes que asegurarte bien de que su espiritualidad sea honesta y no una burda imitación.

Como aquel joven que oraba fervientemente- “Señor te doy la Gloria, dame la Victoria”. Cualquiera diría que este muchachito es un joven muy espiritual, pero este tio en realidad estaba sentado al lado derecho de su novia “Gloria” y al lado izquierdo de la amiga de su novia, “Victoria”. Por eso que oraba tan ferviente –“Señor te doy la Gloria… dame la Victoria”-

Y hablando de espiritualidad responsable, no faltan aquellos que aluden tener sólidas vidas de oración, como aquel que su Pastor le preguntó a qué hora se levantaba a orar y el dijo:

-Bueno… eje… mmmm…ehhh…ahhh…me levanto como a las TRES.

Es decir, cuando ya es medio día, me digo a mí mismo, Levántate, a las una, a las dos y a las TRES-

Por último, es inevitable no contar en tus filas a aquel que en vez de orar: “Señor, heme aquí, envíame a mí” dice “Señor, Heme aquí, envíamela a mí”.

También depende de los recursos que cuentas para el ministerio juvenil, pues no es lo mismo tener un ministerio juvenil en una iglesia acomodada, como en una iglesia pobre.

Me ha tocado ver ministerios con mucho dinero y recursos ,y de los otros que no tienen nada y mi conclusión es que no es excusa el que se tenga poco dinero o pocos recursos por que puedes tener mucho y no hacer nada y tener poco y hacer mucho ,pero lo mas frecuente es cuando se excluye a jóvenes con habilidades o talento para algunas cosas ya sea por este tío no este en nuestro grupo de amigos o porque  no hablamos con el , porque creemos que esta muy ocupado simplemente por que no ,talvez decimos que nadie quiere ayudar o apoyar pero como lo va hacer si uno no lo integra no lo hace participe un líder debe ser un motivador conciliador asi sea que solo barar o que solo baya a poner en orden las sillas antes de la reunión debe ir integrando a mas joves al ministerio y quien sabe talves se encuentre por hay algun futuro líder.

Como la vez que visité ese ministerio juvenil que tenía tanto dinero que sin problemas tenían ¡dos  escenarios simultáneos!

En un escenario música  , en el segundo escenario juegos o videos.

Por otro lado también conozco esas iglesias pobres y esos ministerios juveniles tan precarios, pero con mucho deseo de hacer cosas nuevas.

Es más, les contaré una infidencia, que el ministerio juvenil era muy pobre, era tan ordinario el ministerio juvenil que llegaba a ser EXTRAordinario!!! Fuera de bromas talvez en estos lugares es donde aprendí mas al ver que lo que les faltaba en recursos le sobraba en ganas deseos y las ideas nunca faltaban pero eso obviamente no hera en todos los grupos con las mismas condiciones ya para eso se necesita de un lider que sepa explotar sus recursos al máximo ya sean humanos o materiales   

No sólo el factor económico influye en un ministerio juvenil, además está el tipo de liderazgo, por ejemplo yo veo dos extremos en los tipos de liderazgos actuales, está el liderazgo demasiado administrativo donde se enfrasca en papeleos y papeleos y el liderazgo demasiado improvisado.trata de ser más profundo, pero no puede y cuando la situación cree tenerla en sus manos, le da vueltas y vueltas, pues no está preparado y es el rey de la improvisación

Pero lo más terrible es que este desgraciado piensa que lo que hace puede servir de provecho para los demás, pero al final todos nos damos cuenta que su improvisación es lo peor para  el liderazgo

En este tercer milenio se dice que nuestros jóvenes no tienen referentes, buscan desesperadamente imágenes a las cuales aferrarse, íconos con los cuales identificarse, guías a los cuales seguir, lamentablemente los encuentran en artistas o gente de los medios de comunicación que son mentalmente adolescentes tan inestables e inmaduros como aquellos chicos detrás de las pantallas.

Por otro lado, en nuestras iglesias decimos muchas veces que los jóvenes son el futuro, eso no quiere decir que si son el futuro, no nos preocupemos de ellos ahora, sino en el futuro.

Hubo un joven en el Nuevo testamento, aparece en el libro de Los Hechos, su nombre era Juan Marcos, acompañó a dos superhéroes de la fe, Bernabé y Pablo, al primer viaje misionero patrocinado por la Iglesia de Antioquia, pero en el camino este joven los abandonó y se volvió a Jerusalén.

Pasaron cerca de dos años y cuando estos gigantes de la fe quisieron hacer un segundo viaje misionero, Bernabé decide tomar nuevamente a Juan Marcos como ayudante (Era lógico entenderlo, pues era su sobrino) Pero Pablo no está de acuerdo y se produce una discusión que alcanza un tenor tan alto que estos amigos se separan.

Gracias a Dios la historia no terminó ahí para Juan Marcos, pues años después se reconcilia con Pablo y Pedro lo toma como su Hijo Espiritual.

¡Quién lo iba a pensar! Este joven como muchos, pudo haber quedado varado en el camino, haber hipotecado su futuro y tirando la toalla, derrumbarse en el fracaso, pero no, tuvo a Bernabé, que creyó en él y que curioso, pues justamente Bernabé significa “Hijo de Consolación”.

Hoy muchos chicos abandonan nuestras iglesias, deciden claudicar su compromiso y tirar su fe por la borda, pues cuando fracasan en su vida espiritual no hay a su lado “Hijos de Consolación” que crean y se la jueguen por ellos, no tienen “Rocas” o Pedros en el camino para aferrarse cuando todo se vuelve inestable.

 Por eso, repitamos como Pablo al decirle a Timoteo:

“Te ruego que me traigas a Marcos, pues me es útil en el ministerio”.

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos
Juan 15.13.

Anuncios

Un pensamiento en “Las confesiones de un líder juvenil”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s