El matemático John Lennox defiende la existencia de Dios frente a un ateísmo «que puede ser venenoso»

john-lennox-matematico--620x349.jpg

El catedrático en Matemáticas de la Universidad de Oxford, John Lennox, realizó este martes la presentación nacional de su libro «Disparando contra Dios. Porqué los nuevos ateos no dan en el blanco» en Salamanca, donde defendió la existencia de Dios como «la base de la moralidad» frente a un ateísmo donde «todo es permisible» y entre cuyos defensores citó al escritor Christopher Hitchens y al científico Richard Dawkins.

Lennox, que consideró su nueva obra una «continuación del trabajo emprendido hace años» con la publicación del libro «¿Ha enterrado la ciencia a Dios?» y que es conocido por ser un reputado matemático que defiende la existencia de Dios, realizó un resumen de una obra que surge como respuesta a «la idea de que la religión es peligrosa en la cultura europea» como consecuencia de atentados como los del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.  

El matemático británico contrapuso así a la idea del enfrentamiento entre ciencia y religión que «no se oponen la una a la otra» y lo ejemplificó con el «milagro de la resurrección de Jesús», mirando «las evidencias» de su resurrección por las «cualificaciones de los testigos que, según Hume, debían tener para ser creíbles» a la hora de afirmar un milagro y, con ello, negando que sea imposible «que una persona inteligente pueda creer en ellos».

Lennox atacó también la idea de que «toda religión es peligrosa», afirmando como persona nacida en Irlanda del Norte que en su propia historia personal de la infancia «está el problema», y relatando que «la gente que toma armas en el nombre de Cristo no sigue su nombre sino que lo desobedecen». Así, y frente a quienes dicen que «a Dios hay que culparlo de todo», Lennox establece que «el nuevo ateísmo ignora los ríos de sangre creados por las sociedades ateas», recordando dentro de ellas los nombres de Stalin, Pol Pot o Mao Tse-Tung, y afirmando con ello que «tanto ateísmo como religión pueden ser venenosos».

«Por siglos en Europa, la moralidad y la ética han tenido como base la ley de Dios, pero con el secularismo de la Ilustración, esa dimensión trascendente ha desaparecido», criticó Lennox, quien se refirió a ello como «el problema de los ateos» que no encuentran «en qué basar la moralidad y la ética», y recordando la obra «Los hermanos Karamazov», de Fiodor Dostoyevski, donde afirma que «si Dios no existe, todo es permisible», por lo que «hay una relación muy directa entre Dios y la moralidad».

El autor británico se ocupó por último de un «mensaje central del cristianismo» que no es otro que «Jesucristo murió en la cruz para salvar a la Humanidad», un mensaje que para Lennox es «difícil de entender en la Europa actual» porque, en su opinión, «el concepto de pecado ha desaparecido por completo», aunque aún se mantiene «el sentido de culpa», y que a través de él es donde se debe entender «el mensaje de la misericordia y el perdón que explican la muerte de Dios por nuestros pecados».

La presentación de libro y autor corrió a cargo del poeta y profesor de la Universidad de Salamanca, Alfredo Pérez Alencart, quien afirmó que era un privilegio «tener a un catedrático tan distinguido como John Lennox» y agradeció «que dé la cara por su creencia», en un acto al que se refirió como de «satisfacción para los cristianos de Salamanca que se irradie su voz y se conozcan sus argumentos».

Tomado de: http://www.abc.es

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s