Luis Palau sus consejos, experiencias y sabiduría

Este 11 de Marzo del presente año, falleció el Evangelista Luis Palau.

Descubra parte de lo que ha ido aprendiendo este evangelista argentino a través de esta entrevista hecha hace 15 años.

Cuando se le pregunta a Luis Palau cuál es la escritura que mejor describe su vida, sin titubear responde: “Gálatas 2:20”, que dice:

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas Cristo vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”

A sus 71 años de edad, este obrero de Dios no piensa retirarse, y mientras su corazón palpite seguirá compartiendo las Buenas Nuevas de Jesús que salvan almas por doquier. Al llamado “Billy Graham de Latinoamérica” se le conoce por sus concurridos festivales mundiales Buena Música y Buenas Noticias, donde miles han aceptado a Jesús.

El fundador de la Asociación Evangelística Luis Palau ha visitado más de 70 países donde le ha hablado a más de 21 millones de personas. Sólo en los últimos cinco años, ha alcanzado a 4.5 millo-nes a través de sus festivales. Este concepto tiene un estilo bastante diferente al de las conocidas cruzadas en majestuosos estadios, pero el mensaje no varía: Jesús es el camino. Porque, como bien señala Palau, en su tono de voz amable y por demás contundente: “Hay que recibir a Cristo ya, ya, y no andar con vueltas ni rodeos y como medio avergonzado del evangelio”.

Para los que no lo conocen, Luis Palau es un evangelista nacido el 27 de noviembre de 1934 en Buenos Aires, Argentina. De pequeño soñaba con ser deportista, pero a sus 12 años de edad aceptó a Jesús en su corazón, y desde los 18 ha estado predicando. Su familia es de ascendencia española, escocesa y francesa. Tuvo una bonita y estable niñez en su hogar junto a sus padres, Luis y Matilde, y sus cuatro hermanas: Matilde, Martha, Ketty y Margarita. Con todo, la estabilidad se estremeció cuando a sus 10 años de edad, su padre, un próspero empresario, falleció. Desde los 18 años, se hizo cargo del sustento de su madre y sus hermanas. Realizó estudios bíblicos en los EE.UU., donde conoció a su esposa desde hace más de 40 años, Patricia Scofield. Tiene cuatro hijos: los mellizos, Kevin y Keith, Andrew y Steve, y 10 nietos. Reside en Portland, Oregon, EE.UU.

En realidad, se podría escribir una biografía bien extensa de Luis Palau, pero decidimos mejor aprovechar el espacio para plasmar la sabiduría que Dios ha ido depositando en él con el pasar de los años. De manera que, en este artículo, usted leerá una variedad de preguntas sin orden específico, la idea más bien es presentar aunque sea una pizca de los consejos, las experiencias y la sabiduría que sólo una vida consagrada a Dios puede conceder. A continuación, la esencia de lo que compartió en una reciente entrevista con Vida Cristiana. Lea y relea con detenimiento y sin prisa.

Vida Cristiana: ¿Cómo se mantiene con pasión por las almas?
Luis Palau: Es el Espíritu Santo el que le da a uno esa pasión. Me nace al ver el sufrimiento de los perdidos. Uno debe leer y creer lo que Dios ha revelado acerca del estado presente y el destino eterno de los que no tienen a Cristo. Hay que orar intensamente por los perdidos.

VC: ¿Por qué el cristianismo es relevante y verdadero?
LP: Es la verdad revelada por Dios por medio de las Escrituras. El cristianismo expresa por medio de Jesucristo y las Escrituras las cosas tal cual son.

VC: ¿Qué le diría a alguien que lleva años de convertido, pero que se siente que no ha hecho nada por la causa de Cristo?
LP: Arrodíllese y pídale perdón al Señor. Abra su Biblia en 1 Timoteo y léalo, que muy prontito el Señor le va a decir lo que tiene que hacer. Levántese de sus rodillas y empiece cuanto antes, nunca es tarde para comenzar.

VC: ¿Cómo puede Dios usar a un tímido?
LP: Yo era valiente en mi cabeza, pero cobarde en los hechos. Sin embargo, uno tiene que lanzarse de una vez y comenzar no más, hacerlo con humildad. Hay que tratar a la gente con respeto no con temor, y hacer preguntas. No empezar a hablar, sino a escuchar.

VC: ¿Por qué le gusta predicarles a los ateos?
LP: Porque en su mayoría son personas muy sinceras que lo que anhelan es que los convenzan de que hay un Dios, que Jesucristo es quien es y que pueden conocer a Dios. Hay que tratarlos con respeto intelectual. Hay que escucharlos intensamente, grabarse la duda más grande que tienen y escoger un versículo y repetirlo y repetirlo, hasta que les penetre, porque la Palabra de Dios tiene poder. Por ejemplo, se puede usar Hebreos 10:17 que dice: “Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones”.

Al momento de esta conversación con Vida Cristiana, Palau acababa de llegar de un viaje a la China, donde no sólo había acompañado al presidente George W. Bush a un servicio en la iglesia Gangwashi en Beijing, sino que también estaba finalizando los detalles del libro Un diálogo amable entre un ateo y un cristiano. El mismo es una transcripción de sus charlas con el ex ministro de comunicaciones de ese país, el Sr. Zhao Qizheng.

Por otro lado, le contó a VC que una directora atea de una empresa de publicaciones comentó por medio de su intérprete: “Hoy me he convencido de la realidad de Cristo. Yo creo que un ateo siempre va a perder con un cristiano”. Son varios los ex marxistas-leninistas que han aceptado a Jesús tras escuchar al Cristo que vive en Luis Palau. Así fueron los casos de la peruana Rosario Rivera, asistente personal del Ché Guevara, y María, ex secretaria del Partido Comunista en Ecuador.

VC: ¿Cuál ha sido su mejor experiencia con el Espíritu Santo?
LP: Ver el nombre de Jesús exaltado en países donde no lo conocen. Ver lo que sucedió en la antigua Unión Soviética y la India, donde vi milagros de sanidades asombrosas; eso me ha dado mucho gozo.

VC: ¿Cómo enseña a sólo seguir a Jesús y no al hombre?
LP: 
Uno tiene que constantemente darle toda la gloria al Señor en su corazón y en público, y no permitir que la gente lo haga enorgullecerse si le dicen a uno una palabra linda. Todos los frutos maravillosos son obra del Espíritu de Dios.

VC: Usted ha sido abierto en contar que en un momento dado de su vida, luchó con su temperamento. ¿Cómo aprendió a controlarlo?
LP: Le pedí al Señor que me mostrara cómo triunfar sobre ese mal carácter, y lo hizo cuando leí Gálatas 2:20. Primero tenía que aprender que, literalmente, Cristo vive en mí y tiene todo el poder para controlarme; y segundo, tenía que crucificar el yo. Yo me arrepentí a los 26 años, ahora, esto es algo que hay que tenerlo bajo el control del Cristo resucitado a diario. Se debe pedir perdón al Señor y a todos los que uno haya ofendido, y empezar otra vez. Hasta que no veamos a Cristo, somos lo que somos redimidos por la sangre de Cristo.

VC: ¿Qué es lo más que le disgusta en la vida?
LP: La gente educada e inteligente que dice mentiras de Jesucristo y de los creyentes en Cristo. Aquellos que se atribuyen blasfemar contra el Señor. Un “buen cristiano”, y aun un “mal cristiano”, es superior a un buen pagano.

VC: En medio de tantos viajes, ¿Cómo pudo atender a su esposa e hijos? 

LP: Esa es la lucha de un evangelista. Patricia tomó la carga de criar a los muchachos, y yo siempre veía mi papel como el de ser un ejemplo, demostrando el amor de Cristo de forma real. Cuando llegaba a la casa, les dedicaba mucho tiempo y, siempre que podía, me los llevaba conmigo en los viajes. Teníamos tres dichos y sueños para nuestros hijos, que fueron: columna de la iglesia, soldados de la cruz y verdaderos siervos de Dios. Gracias a Dios, los cuatro son eso. Yo se lo atribuyo mucho a mi señora, quien es una mujer de Dios.

VC: ¿Cuál es la clave de un buen matrimonio y una sólida relación con los hijos?
LP: Incesantemente demostrar el amor para con su cónyuge. Yo siempre le digo a mi señora que la amo, primero porque la amo, y porque sé que necesita oírlo. La llamo casi todos los días cuando estoy de viaje, aunque ahora ella me acompaña bastante. Cuando regreso, compartimos juntos y siempre hablamos y nos comunicamos todo. En cuanto a los hijos, hay que escucharlos y orar intensamente. En 1966, mientras estaba de misionero en Colombia, el Señor me dio este pasaje para los muchachos: “Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos” (Isaías 54:13). Él así lo cumplió.

VC: ¿Cómo ha afrontado a los que han tratado de tronchar sus sueños?
LP: Los mejores amigos son los que generalmente tratan de tronchar los sueños de uno, y no porque sean malos, sino porque ven a uno con todas las incapacidades. Cuando me critican, enseguida examino si la crítica es válida. A menudo, la gente que critica le descubre a uno una debilidad y se lo dicen de frente, algunos más cobardes mandan e-mails anónimos (dijo riéndose). Hay que preguntarse si le estará hablando el Señor a través de esa persona. ¿Pero sabe cómo me animo? Leyendo los testimonios de la gente que me escribe diciéndome que se convirtieron en un festival o por un programa de radio. En mi oficina tengo un cajón enorme con todos los testimonios y ya no me interesa lo que digan los críticos…y bueno leyendo la Biblia también.

VC: Billy Graham y George Mereshian son algunos de sus mentores. ¿Cuán importante han sido los mentores en su vida?
LP:
 Los mentores resultaron como sustitutos de mi padre. Fueron ejemplo en oración, son muy metidos con la Palabra.

VC: ¿Quién es la persona que más admira y por qué?
LP:
 Admiro a mi madre, ya que era firme en su fe. Nos enseñó a memorizar escrituras y demostró cómo el Señor contesta las oraciones. Bueno, y como mi padre falleció siendo yo tan joven no le vi falta. Para mí era un modelo de perfección.

VC: ¿Cuál ha sido el líder mundial que más le ha impresionado conocer?
LP:
 Son varios, pero Billy Graham es el embajador número uno de Jesucristo. El honor que le trajo a Jesús por más de 50 años es un ejemplo tremendo para mí. Se comporta con dignidad, altura, prudencia, pero con valentía. Mikhail Gorbachev, al abrir la Unión Soviética, trajo libertad y el que se pudiera proclamar a Jesucristo.

VC: ¿Se pone nervioso al hablarle a tanta gente?
LP: Sí, a menudo, porque desconfío de mis habilidades. No quiero decir nada que deshonre al Señor, sobre todo hablando con los periodistas. Una palabrita mal dicha y se arma la gorda.

Apenas cinco días después de esta entrevista con Vida Cristiana, un comentario que le hizo a un periodista, mientras estaba en la China, causó controversia. Palau estimuló a las iglesias chinas que se reúnen en las casas a que se registren con el gobierno comunista de la República Popular China. Para algunos líderes de la comunidad cristiana china, esto resultó ofensivo, dada las persecuciones y los encarcelamientos que el gobierno ha realizado a muchos creyentes de ese país. Palau presentó sus disculpas al decir: “Lamento haber emitido ese comentario. Mi rol como evangelista no es sugerir que las iglesias en la China se registren, mi rol es proclamar las Buenas Nuevas de Jesús”.

VC: ¿Cuál es la diferencia entre un festival y una cruzada?
LP:
 Las diferencias son externas nunca internas. La obra de la cruz jamás debe cambiar. El evangelio y la Palabra de Dios nunca cambian. Antes, las cruzadas eran un culto en un estadio, los pastores hacían oraciones y se vestían con traje y corbata, y leían la Biblia como la leen en el templo. Ahora, las cruzadas las hacemos más juveniles. En vez de ir a un estadio, vamos a un parque, playa o cerramos las calles de una ciudad. Ponemos deportes como skateboarding, bicicletas y motocicletas. Tenemos cosas lindas para las criaturas, como pintarles las caritas, petting zoo y los personajes de los Veggie Tales. El evangelista atleta les da la Palabra de Dios y las almas se salvan. Luego, vamos a la música contemporánea y predico el evangelio, pero en un estilo juvenil, sin corbata ni traje. No hay pastores en la plataforma, sólo músicos. No levantamos ofrendas, juntamos el dinero tras los telones, para que el mundo no diga que esto es un negocio. Hacemos un ambiente de fiesta, porque lo que deseamos es demostrar que el evangelio de Jesucristo es normal. Que los cristianos no somos gente rara que nos escondemos en un templo, sino que amamos a nuestros niños, nos gozamos y nos divertimos, saltamos, aplaudimos y nos ponemos serios cuando se predica la Palabra. Me gusta esa frase en 1 Corintios 5:8 que dice: “Celebremos la fiesta”. Para mí el cristianismo es algo feliz, inteligente, hermoso y por qué no demostrarlo ¿no es cierto?

VC: ¿De qué es lo más que está agradecido de Dios?
LP: De la vida eterna, por el perdón de mis pecados, la sangre de Cristo que me ha limpiado de todo pecado. Para mí es lo más glorioso y hermoso, y eso nos lleva a la persona de Cristo que es el amado de nuestras almas.

Una tarde, mientras recesaba para almorzar en medio de tanta escritura, prendí el televisor. Me detuve a escuchar a un orador a quien desconocía. El programa ya estaba terminándose, pero logré captar el final de su mensaje. Dijo que Hay generaciones que aún no han nacido, pero que dependen de lo que usted y yo hagamos. Porque todo lo que hacemos importa. De un modo u otro, nuestras decisiones y acciones tocan a otros y no sólo a los seres amados más cercanos. “¡Qué responsabilidad tan grande!”, pensé de repente. Luego analicé que en efecto lo que hacemos y decimos tiene repercusiones muchas veces invisibles, siendo esa una de las razones por la cual la salvación en Cristo es lo más importante en la vida.

Luis Palau decidió un día abrirle su corazón a Jesús y cuántos miles se han beneficiado de ese paso. No es que él sea especial, simplemente estuvo dispuesto a perseguir su llamado con todo y sus incapacidades. Igualmente, usted y yo de una manera u otra hemos tocado la vida de otros; así hemos sido diseñados, y también hemos sido llamados a comunicar las Buenas Nuevas del Siempre Fiel. El primer paso es aceptar a Cristo; el segundo es seguir sus huellas. Porque como señala Luis Palau: “El evangelismo salva a la gente de no sólo morir sin Cristo, pero de vivir sin Él”. Qué mejor legado que llevar almas a los pies del Mesías.

Luis Palau partió a la presencia del Señor este 11 de Marzo del presente año. (Ingeniero Maschwitz, Buenos Aires; Nació el 27 de noviembre de 1934 – Portland, Oregón; fue un predicador, evangelista, pastor y escritor argentino nacionalizado estadounidense, considerado uno de los líderes de fe más influyentes de todo el mundo).

Entrevista Tomada de: https://vidacristiana.com/

#luispalau #Evangelismo #PredicaLaBiblia #EvangelismoPalau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s